Ligamento Cruzado Anterior. Reconstrucción

El ligamento cruzado anterior (a partir de ahora, LCA) es una potente estructura ligamentosa en forma de cordón cruzado que se encuentra en el centro de la articulación de la rodilla, entre la tibia y el fémur. Proporciona estabilidad frente a movimientos en el sentido antero-posterior y rotatorios de la rodilla.

Debido a que este ligamento tiene una mínima capacidad de recuperación, cuando se rompe de forma completa, no puede esperarse su curación espontánea, por lo que precisa su sustitución para recuperar la función perdida.

La sustitución del LCA por otra estructura que realice su función, recibe el nombre de ligamentoplastia y la estructura que puede ser utilizada para sustituir al ligamento dañado, podrá ser orgánica o inorgánica. En la mayoría de los casos se utilizarán tendones del propio paciente o de donantes multiorgánicos.

Pinche aquí para leer un artículo sobre la técnica quirúrgica y su evolución escrito por el Dr López-Vidriero en la prestigiosa revista Sports Medicine and Arthroscopy Review.

En pocas ocasiones la lesión del LCA  es aislada, por lo que puede ser necesaria una evaluación quirúrgica de lesiones asociadas a los ligamentos, meniscos y cartíalgo articular.

Si quiere ver un vídeo sobre las técnicas quirúrgicas de esta lesión, pinche aquí o bien, consultado la sección Ligamento Cruzado Anterior. Reconstrucción, de Rodilla en Técnicas Quirúrgicas.

Si lo desea, puede leer más sobre los beneficios del uso de los factores de crecimiento en esta lesión, pinchando en el siguiente artículo del Dr. Emilio López-Vidriero et al.: The Future: Optimizing the Healing Environment in Anterior Cruciate Ligament Reconstruction.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies