La artrosis se asocia como una enfermedad degenerativa y, sobre todo, aparece en personas de avanzada de edad. Pero no siempre es este el caso. Hoy no solo voy a contarte qué es, sino que voy a explicarte por qué aparece y cuál es el tratamiento que se lleva a cabo.

La pregunta sería: ¿Haces ejercicio de manera habitual y practicas deportes que suponen impactos para tus piernas? Si es así, también puedes encontrarte con los síntomas de la artrosis. Por ende, se asocia a la edad, pero no siempre es así. Entonces, entre la artrosis y el deporte hay una relación.

La artrosis afecta a las articulaciones. Si los cartílagos se dañan, pierden la capacidad de amortiguar el choque entre los huesos que la conforman. Y esto puede ocurrir en cualquier parte de tu cuerpo. Eso sí, no confundamos artritis con artrosis. La artritis indica que la articulación está inflamada. Por lo que la artrosis es, por así decirlo, una artritis crónica.

La artrosis y el deporte

Los cartílagos se benefician de la actividad física, porque mejora su nutrición y capacidad para renovarse con el tiempo. Además, el sedentarismo no es positivo para el aparato musculoesquelético ni para el cartílago, que se atrofia si tienes falta de actividad.

Pero si realizas un exceso de actividad sobre las articulaciones, puede debilitarse el cartílago articular y evitar que se renueve adecuadamente.

Algunos deportistas sufren desgaste precoz en algunas de sus articulaciones y deben recurrir a tratamiento para la artrosis o modificar su actividad.

Formas de tratamiento de la artrosis

Lo más vital en las formas de tratamiento sería conservar el cartílago lo mejor posible en la articulación. Algunas veces, se opta por tratamientos clásicos y fármacos. Pero hay casos en los que hay optar por la cirugía. Con la artroscopia, se revisa la articulación con una pequeña incisión. Puede hacerse un trasplante de cartílago con células propias, o bien una artroplastia, con prótesis.

Puedes consultarme aquí.

Abrir chat
¡Pide tu cita!